VIDA ONIRICA

vida-oniricaTHUMBMeltzer, D.: (1984):Vida onírica.Madrid., Tecnipublicaciones, 1987.

Dream LifeClunie Press, Perthshire, 1984

La vida onírica permite conectarnos con nuestro mundo interno donde se generan los significados de la experiencia emocional. La elaboración de las vivencias de mundos diferentes y de una vida onírica en contraposición a la vida de la vigilia, sitúa la emotividad en una posición central. El sueño es concebido como un pensamiento inconsciente mediante el cual se plantean, elaboran y resuelven los problemas y conflictos emocionales. En este modelo de la mente, la emotividad se concibe como el mismo núcleo del significado. Esta concepción parte de la conceptualización de la metapsicología ampliada de Freud que incluye la dimensión geográfica de Klein y la epistemológica de Bion. A partir de la concepción kleiniana de fantasía inconsciente omnipresente en todo proceso psíquico, el sueño es una expresión más de ésta y supone representaciones de momentos de la realidad psíquica que tienen lugar en el mundo interno. En este sentido Meltzer considera el soñar como un proceso continuo en la mente, como lo es la digestión en el cuerpo, más concentrado durante el dormir, momento de recogimiento en el que otros procesos mentales ocupados con el mundo externo quedan detenidos.
Los sueños ocupan un lugar primordial en la vida mental como “teatro generador de significado”, Meltzer recoge la teoría del pensamiento de Bion y plantea la posibilidad de pensar acerca de la experiencia emocional como una búsqueda de la verdad.
Es importante determinar cual es el estado mental desde el cual el soñante produce su sueño, inferir cuales son las partes del self que están en juego. Se tiene en cuenta la unidad dramática, el tipo de personajes, los espacios presentados en el sueño (escenarios), etc.
Meltzer aborda también los aspectos técnicos que se plantean en la clínica, lo que él denomina la fase de exploración e interpretación de la producción onírica. Esta comprende la experiencia emocional compartida entre soñante y analista desplegada en la transferencia. El analista deja que el paciente evoque en él un sueño, y el soñante crea un objeto que contiene el significado de su vivencia emocional.: la creación del símbolo. El proceso creativo de simbolización es a su vez un proceso simbolizante en curso.

Este libro se puede comprar a través de la Librería Alibri.  Si está interesado, haga click en el siguiente vínculo.

Librería Alibri